El diseño de investigación cuantitativa consiste en la elaboración de un Plan o estrategia que se desarrolla para conseguir la información que se necesite para reforzar la investigación y responder al planteamiento (Hernández – Sampieri, Fernández, & Baptista, 2014).      Cuando el enfoque de la investigación es cuantitativo, el investigador usa el diseño de la investigación para reforzar la hipótesis en el contexto de la investigación realizada. Se pueden encontrar diferentes clasificaciones de diseños en la literatura de investigación cuantitativa. En este artículo asumimos la siguiente clasificación: investigación experimental e investigación no experimental (Hernández – Sampieri et al. 2014).

Si aún no sabes sobre las características de la investigación cuantitativa puedes leer el siguiente artículo en este enlace.

Diseños experimentales

El experimento es la situación de control en la que una o más variables independientes (causas) son manipuladas intencionalmente para analizar las consecuencias de dicha manipulación sobre una o más variables dependientes (efectos). (Hernández – Sampieri, Fernández, & Baptista, 2014). Busca determinar si un tratamiento específico influye en un resultado. Este impacto se evalúa proporcionando tratamiento a un grupo y negándolo a otro, luego determinando la puntuación de ambos grupos en un resultado (Creswell, 2009).

Los diseños experimentales se clasifican en: (a) Cuasi experimentales y (b) Experimentales Puros. A su vez los diseños experimentales puros se subdividen en: (a) Diseño con posprueba únicamente y grupo de control, (b) Diseño con preprueba-posprueba y grupo de control, (c) Diseño de cuatro grupos de Solomon, (d) Diseños experimentales de series cronológicas múltiples y, (e) Diseños factoriales. En futuras entregas hablaremos en más detalle de la clasificación de los diseños experimentales. Por ahora, el propósito de este artículo es conceptualizar las diferencias entre ambos diseños.

Diseños de investigación no experimentales

     En este diseño, se toma un grupo intacto y se intenta averiguar por qué se han producido cambios en una variable independiente. Aquí no se intenta manipular variables  (Gray, 2014). Se basa fundamentalmente en el análisis de los fenómenos en su contexto natural, tal como ocurren, sobre los cuales se recaban datos por medio de la observación o el uso de instrumentos de recolección aplicados en la población o muestra de estudio.

Figura 1

Clasificación de los diseños de investigación no experimental

Sobre cada uno de ellos hablaremos en más detalle en futuros artículos.

Comparación de los diseños experimentales y no experimentales.

Ambos son muy valiosos y ninguno de los dos es mejor que el otro. Más bien, el diseño elegido en una investigación depende del problema a resolver y del contexto del estudio. Por supuesto, ambos tipos de investigación tienen características propias que conviene destacar (Hernández – Sampieri, Fernández, & Baptista, 2014).

Tabla 1

Caracterización de los diseños de investigación cuantitativa

Tipo de diseñoSelección de tipo de muestraManipulación de las variables
ExperimentalProbabilísticaSi
No experimentalProbabilística o no probabilísticaNo

    En un experimento se analizan relaciones “puras” entre las variables de interés, sin contaminación por otras variables y, por tanto, es posible establecer relaciones causales con mayor precisión. Por el contrario, en la investigación no experimental es más complejo separar los efectos de las múltiples variables involucradas, sin embargo, esto se puede hacer por inferencia. (Hernández – Sampieri, Fernández, & Baptista, 2014). Por otro lado, el diseño de investigación no experimental se puede utilizar en varios contextos: Se puede aplicar cuando existe información disponible sobre el fenómeno estudiado, por lo que el investigador debe planificar sobre la recolección de dichos datos y a través del análisis establecer las conclusiones (estudios retrospectivos), así también se puede utilizar el diseño no experimental para analizar cambios a través del tiempo en determinadas variables o en las relaciones entre estas (estudios longitudinales).

Por ahora ya tenemos una noción de los tipos de diseño de una investigación cuantitativa. Como conclusión cabe destacar que tanto los diseños experimentales como no experimentales son válidos y muy útiles en la investigación, todo dependerá de la preferencia y experiencia del investigador y de la disponibilidad de datos. En futuras entregas conceptualizaremos las diferentes clasificaciones de cada uno de ellos; así también nos queda explicarte sobre los diferentes tipos de diseños de investigación cualitativa, así que conéctate a investig-arte en todas sus redes.

Hasta pronto.

Referencias

Creswell, J. (2009). Research Design. Qualitative, Quantitative, and Mixed Methods Approaches (3rd ed.). London: Sage.

Gray, D. (2014). Doing Research in the real world. Chennai, India: Ashford Colour Press Ltd.

Hernández – Sampieri, R., Fernández, C., & Baptista, P. (2014). Metodología de la Investigación (6ta ed.). Mexico: Mc Graw Hill.

Compartir

Deja un comentario